jueves, 22 de diciembre de 2011

Un horizonte negro, nos espera

... aunque siempre en la lejanía hay un punto de luz que debemos alcanzar... o en cuatro años... o tal vez antes... nunca se sabe.

1 comentario:

  1. Piensa que después de todo, siempre amanece otra vez..

    Por lo menos eso es lo que necesitamos quienes seguimos creyendo que el mañana no puede empeorar el hoy...

    Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario.
Saludos